Corea del Norte continuará con su programa nuclear pese a las sanciones, subraya su líder

46

En la enloquecida partida de póker que juegan Kim Jong-un y la comunidad internacional en torno al programa nuclear de Corea del Norte, el líder supremo de ese país siempre sube la apuesta en cada ronda. A la nueva tanda de sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU ha contestado con el lanzamiento de un misil que ha logrado el mayor recorrido de todos los que ha probado hasta ahora. Y asegura que su objetivo definitivo, la jugada con la que quiere llevarse todas las fichas de la mesa, es alcanzar “un equilibrio real de fuerza” con Estados Unidos que haga impensable para Washington el plantearse un ataque militar contra el reino ermitaño.

“Nuestra meta final es establecer el equilibrio de fuerza real con Estados Unidos y hacer que los gobernantes estadounidenses no se atrevan a hablar de una opción militar para la República Democrática Popular de Corea”, afirmó el heredero de la dinastía Kim.

Bajo su mandato, Corea del Norte ha acelerado a marchas forzadas su programa de armamento balístico y nuclear, que tiene como objetivo contar con misiles intercontinentales que puedan arrojar bombas nucleares sobre territorio estadounidense.

El lanzamiento de este viernes de un cohete Hwasong-12 llegaba apenas doce días después de lasexta prueba nuclear de este país, la mayor efectuada por el régimen de Kim Jong-un. El 3 de septiembre, Corea del Norte anunciaba el ensayo con éxito de una bomba de hidrógeno, que los analistas calculan que tuvo una potencia de 250 kilotones.