Después de tres años en Toro Rosso, el español correrá para el equipo francés, que negocia para incorporarle ya en Malasia

33

Carlos Sainz podría disputar este fin de semana en Singapursu último gran premio como piloto de Toro Rosso, después de que Renault anunciara este viernes su fichaje para 2018 y trabaje para incorporarlo ya en la próxima carrera, dentro de dos semanas, en Malasia. El principal escollo para que esto último termine sucediendo es la rescisión del contrato del constructor francés con Jolyon Palmer, que trata de hacer prevalecer sus derechos hasta final de curso.

Las experiencias similares previas, en cualquier caso, llevan a pensar que el madrileño se subirá al prototipo de la marca del rombo antes de que la temporada concluya en Abu Dabi, a finales de noviembre. Cuando esto suceda, su actual monoplaza lo heredará Pierre Gasly, otro de los integrantes del programa de desarrollo del gigante energético y actual campeón de GP2. “Pilotar para un equipo de fábrica es un honor, y por mi parte espero poder devolverle a Renault la confianza que ha depositado en mi”, comenta Sainz en la nota oficial.

De esta forma, el corredor, de 23 años, seguirá el camino que en su día trazó Fernando Alonso, que debutó en Mundial en 2001 con Minardi, el actual Toro Rosso, para después firmar por Renault, con quien consiguió los dos títulos que figuran en su hoja de servicios (2005 y 2006). De esta forma, Sainz seguirá el camino que en su día trazó Fernando Alonso, que debutó en Mundial en 2001 con Minardi, el actual Toro Rosso, para después firmar por Renault, con quien consiguió los dos títulos que figuran en su hoja de servicios (2005 y 2006). Con este cambio de aires, Carletes dará carpetazo a su etapa bajo el paraguas de Red Bull, la compañía que le dio la oportunidad de llegar a la Fórmula 1 y que una vez allí trató de sacar del chico los mayores réditos posibles.

Para él, este desenlace supone una liberación al considerar que ya se encuentra preparado para afrontar el salto a una estructura de fábrica con la que aspirar a cotas más altas. Habrá que esperar a ver qué progresión sigue la escudería de Enstone (Gran Bretaña), que se encuentra en pleno proceso de rearme tras haber recuperado el control del tinglado. La pareja que formarán Sainz y Nico Hulkenberg parece un seguro con vistas a acumular el mayor número de puntos posibles, un aspecto capital dada la inyección que supone cada salto en la clasificación reservada a los constructores.